¿EN QUÉ CONSISTE?

 

La sesión cakesmash está diseñada para bebés que están próximos a cumplir su primer añito o su segundo. Es pura diversión!! Hacemos unas fotos antes de la tarta con algunos complementos puntuales y otras pringándose ya con ella.

 

La duración es de aproximadamente 30-45 minutos, dependiendo de lo curioso que sea el/la peque.

 

La tarta personalizada está incluída. Se ruega comunicar cualquier tipo de intolerancia alimenticia.

 

Al final se os entrega un collage con las mejores fotografías de la sesión y 12 copias individuales a elección.

 

¿PODRÉMOS SALIR LOS PAPIS EN LAS FOTOS CON NUESTRO PEQUE? ¿Y SUS HERMANOS MAYORES?

 

Este tipo de sesiones están pensadas para el bebé. Son sesiones amenas y muy divertidas. Si queréis un recuerdo de toda la familia para ello tengo diseñadas las sesiones familiares en exteriores. Dirígete a la sección de contacto para recibir más información.